sábado, 13 de noviembre de 2021

Sin pan ni Reyes

 


 

Miro sus manos blancas

haciendo cola con la mujer,

esa del carrito de la compra.

Seguramente su madre,

la que perdió la vergüenza,

y resignada acepta caridad

 

Abundan las familias sin pan,

con poquísima esperanza,

con el dolor de no poder seguir

el ritmo de vida que llevaban,

Que tampoco era de ricos.

Un virus o una crisis mundial,

al final qué poco importa.

 

Se van quedando por el camino.

Los de siempre, los don nadie.

Los que aprietan los dientes

rodando en la noria del hámster

que les tocó siendo pobres.

Y no saldrán, no lo conseguirán.

no dejarán de ser piezas banales.

Quizás víctimas colaterales.

 

El "gran recapte", se anuncia

El "banco de alimentos", nos dicen.

E imagino una carta,

a los Reyes del Oriente,

esperanzada y gozosa.

“He sido bueno”, encabeza

y con letra de niño chico

Enumera, sonriendo, juguetes

que yo sé que no llevarán.

50 comentarios:

  1. Panorama presente para mucho. Panorama dudoso para todos. De momento la subida de precios y ciertas deficiencias en abastecimiento de mercados, cuyo alcance no quisiera que fuera a más, aterra un poco. ¿Culpable la pandemia? ¿O culpable un sistema que propicia sus propios desequilibrios, porque perdido en la complejidad productiva y de distribución no es capaz de resolverlos? ¿O maniobras especulativas a alto y medio nivel? El choque entre grandes potencias que pugnan por ser hegemónicas cada cual de ellas tiene efectos múltiples. Se maniobra y chantajea con todo. Lo último o mejor dicho penúltimo: la presión con el uso de emigrantes en la frontera bielorruso-polaca. Gentes sin nada en tierras de nadie, o de todos menos de ellos. La moralidad por los suelos. Nuestra mirada generosa, inexistente. ¿Hasta dónde llegaremos? Algunos dicen que no es nuevo todo lo que pasa; cierto, pero que siga pasando repugna. Perdona que haya traducido un poema en un discurso a salto de mata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esa reflexión me la hago cada día, y no consigo respuesta. O sí. Repugan, por mucho que desde el primcipio de los tiempos y los reinos, o territorios y clases, haya sido así. Repugnan, y no sirven las pinzas de la ropa en la nariz. Toda esta podredumbre atufa.

      Un abrazo, y tranquilo, expresar es dar forma al pensamiento.

      Eliminar
  2. Cada vez que se acerca el frío invierno y las celebraciones navideñas, se nos llena el alma de tristeza pensando en l@s que no podrán celebrar nada, ni cubrir las necesidades mas básicas. Me recuerdo siempre del cuento de La fosforera y me pongo triste de pensarlo pero no está en nuestras manos evitarlo, o sí? Qué hace una limosna? Deberían pensar mas en esta gente pobre de verdad, a la hora de destinar presupuestos. Ojalá que puedan tener lo mas necesario, refugio, comida y ropa. Cuanto hay en nuestras casas que está de sobra! Juguetes,libros, ropa, comida... y la que se desperdicia en los restaurantes...
    No se por qué la desigualdad tiene que existir. Con lo fácil que sería repartir.
    Me ha emocionado tu poema!
    Gracias por volver a visitarme.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que pensar que menos del diez por ciento de personas poseen más del noventa por ciento de la riqueza...es descorazonador. No creo que la solución sean estos lugares, loables, pero es que sin ellos, pues no sobreviven. Un apena.

      Un abrazo, y feliz finde igualmente

      Eliminar
  3. Gran drama éste de la desigualdad, últimamente llegando y tocando a familias que hace muy poco parecía imposible llegar a semejantes situaciones. ¿Qué está ocurriendo en el mundo? ¿Qué hemos hecho tan mal para llegar a estas situaciones? debemos de recapacitar y echar la vista atrás, no podemos vivir ajenos a semejante barbarie, el mundo debe cambiar cuanto antes.
    Tus letras son un canto a la desigualdad y a la pobreza, una sociedad de estas características no se puede mantener por mucho tiempo.
    Un abrazo Albada y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se mantiene, y se ha mantenido. El abismo entre ricos y pobres, la clase media casi que está extinta, ya es imposible de acercar, se va haciendo más y más hondo. A veces, sobre todo viendo Versalles o similares, uno se plantea si no era buena idea lo de las guillotinas, pero claro, no se puede pensar. Y ahora no sería viable.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hoy tu poema nos presenta una mirada que la vemos, pero parece ser que no importa a mucha gente.
    Que crueldad, pero es a sí, mientras uros derrochan dinero otros no tiene para pan. Una desigualdad que esta ahí, y entre todos habrá que hacer algo, pero de verdad.
    Un poema muy bien expresado de una cruda realidad. Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la realidad de siempre. Hubo un tiempo, corto, en el que parecía que todo el mundo podía aspirar a estar en la rueda del consumo y de la alegría. Hasta viajes pagados a plazos, pero ya...como que no.

      Era un trampantojo. Un abrazo

      Eliminar
  5. Estremecedor, Albada. Te has metido de lleno en sus pieles.
    Por ellos!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que están, por mucho que no queramos verles. Y son legión.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Dura realidad la que nos ofreces en unos versos con gran ternura. Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Es la realidad que se palpa, se nota. Pero es duro de ver.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Gracias por tu aportacion y visita al bloc
    Yo trabajo en un banco de alimentos y no son tan indefensos a mi me han insultado escupido y casi pegado por no derles lo que ellos exigian diciendome es tu obligacion de darme lo que te pido es mi dercho a que me des lo que yo quiero no lo que tu quieras entre otras sespuestas mas violentas hasta alguna vez llamar a la policia

    cuidate mucho
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo explicaba un vigilante de un refugio nocturno para los sin techo de Barcelona. No dudo que haya quienes abusan y no entienden, pero el aumento de personas que necesitan pan y techo se ha disparado. Eso es una realidad.

      Un abrazo, Anna

      Eliminar
  8. Una triste postal de navidad, que por desgracia es la postal diaria de muchos niños. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De demasiados, ya lo creo. Y no quise pensar en desplazados, migrantes etc.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Boa tarde Alba. Infelizmente passamos por isso de uma forma terrível e muito desigual aqui no Brasil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Allí y en todas partes, porque USA tiene unas cotas de pobreza enormes.

      Son los tiempos. Un abrazo

      Eliminar
  10. Escribir es acercarse en el padecimiento del desvalido. Gracias por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puede ser siempre, me ahogaría, pero pero mucho que disfruto con eso de jugar con las palabas, hay cosas que no puedo callar. Luego las publico, o no.

      Un abrazo, y gracias

      Eliminar
  11. Cruda poesía, Albada. Es doloroso ver la realidad que nos acecha y quien tiene que mover ficha... no hace nada. Cuántos niños y niñas crearán una esperanza para calentar el fuego de la Navidad??? Precioso.

    Mil besitos para ti y feliz tarde ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, son legión. Por mucha campaña de donar comida y juguetes...me los imagino en sus casas, tal vez sin estufas o sin luz, y me deprimo.

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Por desgracia una verdad tremenda. Qué panorama tan triste muy bien reflejado con tus palabras. Tu manera de escribir lo dulcifica.
    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Ese niño, que imaginé, seguro que existe, y muchos como él. Por Covid, por optimizar empresas, por buscar un oportunidad lejos de casa...

      Un abrazo, y bonito domingo te deseo

      Eliminar
  13. Me parece que este año los Reyes tendrán que poner otra excusa, porque la del bicho ya no cuela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que pongan en marcha las meninges esos Reyes. Es muy triste, Macondo, pero es la relaidad

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Vivimos en la cuerda floja, para algunos la cuerda es un fino hilo, y las ilusiones se ríen de nosotros mientras desaparecen de nuestra vida.
    Buen relato/poema.
    Un abrazo de D. Nadie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un hilo de seda, que puede romperse. Y fácilmente. Aquí la sanidad sí está cubierta para todos, pero no en todos los países es igual, y sólo faltaría el poco pan y no tener salud.

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Es algo desolador.
    Como poder sentirse con ganas de fiestas con estas realidades acuciantes?
    Tremendo tu poema Albada querida, siempre tu mirada tan certera y sensible.
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es desalentador. No son, muchos de esos de las colas, gente fuera del sistema, es que los hay con trabajo y todo, que ya clama al cielo. A mí me subleva.

      Pero la Navidad que, amén de negocio, es bonita. Un abrazo, y gracias

      Eliminar
  16. Una cruda y triste realidad que por desgracia de muchas familias es el pan de cada día!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las colas del hambre son cada vez más largas, asi que no sé si esto está por acabar pronto. Ojalá.

      Un abrazo

      Eliminar
  17. antes había 'nuevos ricos', ahora hay 'nuevos pobres'. la economía aún no ha encontrado una solución eficaz para crear riqueza y repartirla...
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay demasiados nuevos pobres que eran clase media, si te fijas. No sé la solución. Pero seguro que la hay. Sihasta hemso llegado a Marte, ¿cómo no va a haber solución para repartir la riqueza, el agua o el pan?

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Respuestas
    1. Pues es real, la foto es de Madrid, por ejemplo.

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Que triste amiga, leerte me encoge el alma, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces hay que entrar en el agua, y mojarse.

      Un abrazo, Sandra

      Eliminar
  20. Es muy triste tener que pedir, nunca Cáritas ha tenido tanto trabajo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Todo va bien dicen los que mandan y solo hay que mirar la calle para ver cómo nos mienten.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. que triste todo lo que esta sucediendo hoy en dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no es nuevo, se agudiza, nada más.

      Un abrazo, y feliz noche

      Eliminar
  23. Las colas del hambre nos recuerdan que con un solo niño que pase hambre no merecemos llamarnos un país civilizado.
    Un placer leerte
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo defines perfectamente, es un fracaso. Pero así estamos.

      Un abrazo

      Eliminar
  24. Muy triste, unas navidades extrañas para muchos...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El año pasado ya fue esperpéntico. Este se presenta con más pobres oficiales que nunca.

      Un abrazo, Laura

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad. Gracias por leer.