martes, 11 de febrero de 2020

Calculando


Ante un cálculo complejo, con diatribas, por otro lado,  eternas, en torno al cero y al todo absolutos, me discuto con las coordenadas difusas de tu mirada, con tus universos paralelos, con esas realidades tangentes, o tangenciales, que me muestras o me escondes, y hasta con las máscaras o las prótesis que pruebas conmigo. 

Acabo en la necesidad de  tener en cuenta los infinitesimales matices intermedios de tus labios, de tus  manos, de los acordes que exhibes en la guitarra invisible de tu cuerpo.

Y al final, el principio. O vuelta a empezar. Calculando-te, midiendo-te

46 comentarios:

  1. No es un cálculo fácil... suele dar resultados diferentes depende del día.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depender por completo del día de otro, y de cómo sea el día propio :-)

      Un beso

      Eliminar
  2. ¡Que bien! sigues con el ritmo de ayer, sacando la geometría a la mesa y dejando que llene de cálculos tu prosa. Complicada ecuación habrá que recurrir a todas las asignaturas. Un abrazuco genia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final, el final y el principio puede que lleguen al mismo sitio :-)

      Gracias, Ester. Un abrazo

      Eliminar
  3. Tratar de conciliar matemáticas y sentimientos, con la exactitud de las unas y lo impreciso de los otros, puede ser resultados de lo más sorprendente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un ejercicio, poco más, pero sí, hay puntos coincidentes y otros divergentes-

      Un abrazo

      Eliminar
  4. En función del tiempo, físico con sus isobaras y esas cosas y el más real que nos envejece la sonrisa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las isobaras y los planes de vuelo de drones incontrolados :-)

      Un beso

      Eliminar
  5. Hay personas que me resultan más difícil de entender que a las matemáticas modernas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría somos seres poliédricos, y mostramos lo que toca, o lo que nos hace sentir más cómodos, pero no hay pesona lineal, así que hay que calcular finísimo :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Escudriñar es fácil. Llegar a ver tanto paisaje mayor y menor y sus ceros e infinitos probablemente sea un imposible. O déjalo en inabarcable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería conocer mejor a otro que nosotros mismos, por eso nos conformamos con conocernos, que es ardua tarea, y tomar cuatro puntos claves del otro.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. De verdad no lo entiendo mucho, pero por lo que leo es calcular la similitud del otro en tu mismo ..¿no sé? de todos modos suena bien ..Abrazos y ya lo iré pillando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho era un ejercicio, al hilo del de ayer, calibrando conocer al otro, en sus millonésimas facetas. Lo cual nos lleva al principio, porque es imposible.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Hilando con tu respueta a mi comentario de ayer, se ve que la solución al problema no está clara y sigues sin dar con la incógnita que lo soluciones.
    Afortunadamente, sigues disfrutando mientras buscas la solución.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mira que es difícil calcular con tantas variables como son las humanas, ¿no?.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Es difícil, la verdad, pero...
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ahí vamos, intentando conocer la otro :-)

      Un abrazo, Rafael

      Eliminar
  10. Me encantan las matemáticas como tú las muestras... preciosa.
    Un placer leerte, siempre.

    Mil besitos con cariño ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son mágicas, diría, y sirven para todo. Como un cacillo de lata :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  11. La aritmética del corazón tiene su encanto.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su encanto si se despejan las incógnitas, claro.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  12. está genial! me ha encantado sobre todo lo de los matices infinitesimales. una expresión facial está formada por miles de micromúsculos que se activan.
    las funciones matemáticas, puedes calcular cuánto valen en cada punto, dónde están sus máximos y mínimos, sus asíntotas si las tiene, etc. pero el alma humana es mucho más complicada de abarcar.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de variables infinitas, no me cabe duda, por lo que reducir una relación a ecuaciones lo veo complicado :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  13. No me gustan las mates ni la aritmética, mejor dicho, no se me dan bien, pero así de genial como lo has hecho, me robas los sentidos. Mi felicitación y aplausos.
    Un abrazo Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, pues es un puro divertimento, como parece.

      Un abrazo y feliz día, Carmen

      Eliminar
  14. Se te da bien unir las letras con las matemáticas. Indudablemente hacemos cálculos en las relaciones aunque muchas veces no seamos conscientes de ello.

    Qué bello escribes.

    Gracias
    Felicitaciones

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calculamos siempre, cuando nos presentan a alguien es inevitable. Luego está la complicación de las variables y las variantes.

      Un abrazo

      Eliminar
  15. La naturaleza es tan perfecta y exacta que aún nosotros mismos lo somos sin darnos cuenta siquiera. Y allí vamos tratando de ver lo que finalmente somos.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí vamos, intentando conocernos sin incógnitas, lo que es imposible, y además, intentando conocer al otro, ya me dirás lo complicado :-)

      Un abrazo, Dulce

      Eliminar
  16. El mundo de las emociones con la razón matemática. Con razón la sinrazón raya el ápice del infinito. Como se ven dos individuos desde sus mentes y al final la fusión del todo, y aparece la prosa poética con hipérboles y segmentos, tangentes y sectantes al cuadrado. Como me gusta. Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra que te guste, porque siendo un divertimento, sí pone de manifiesto lo difícil que es conocer al otro :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Perfecta entrada y complicada para una mente obtusa como la mía que entiende poco de geometría.
    Es curioso como los números congenian con las letras.
    Es verdad que en la vida todo son matemáticas (decía mi padre ).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo necesita matemáticas, aunque nos parezca baladí. Pero congenian letras y símbolos, ya lo creo.

      Un abrazo y gracias

      Eliminar
  18. Creo que, en realidad, no podemos definir al otro más allá de nosotros mismos.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni a nosotros mismos porque somos muy cambiantes. Yo No soy quien era hace un año, de eso estoy segura, así que es complejo

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Dicen que las matemáticas lo explican todo..... pero yo soy demasiado visceral para tantas normas y reglas.
    Buena combinación de palabras, me ha gustado mucho.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEr visceral, aunque te parezca estar lejos de las mates, al final, si pudiéramos analizarnos, veríamos que en parte nuestro cuerpo se mueve por leyes físicas y matemáticas.

      Un abrazo, Carmela

      Eliminar
  20. Qué original! Conjugar matemáticas con amor! Lo haces de una manera poética y bella.
    Me ha encantado leerte!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un jugar por jugar, eso sí :-). Me alegra te gustara

      Un abrazo

      Eliminar
  21. Muy original tu entrada, pero en la realidad te sugiero; no analices tanto y vive.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, al final el otro será un ser algo conocido, pero no importa si no lo es mucho, porque si nos sirve para ser feliz, qué más da.

      Un abrazo

      Eliminar
  22. En el amor, cualquier cálculo puede no dar el resultado exacto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. las variables excede a lo compartimentado, es verdad.

      Un abrazo

      Eliminar
  23. Yo no entiendo las matemáticas pero tu relato es precioso amiga Albada. Saludos y abrazo a la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos dos, con las mates, digo. Por ellas, que nos ayudan a poner orden al caos.

      Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.