viernes, 21 de febrero de 2020

Fenómeno gatuno

Imagen de Aguirrefotox

Tan misteriosamente como apareció, se cerró la obertura de la pared. Eulalia llevaba días sin dormir, y se hacía un cigarrillo en el callejón, subiéndose las solapas de su gabardina azul,  cuando el  resplandor  de un sol inexistente dio paso a una especie de puerta, por la que salió un gato atigrado en grises  y blancos.  Le miró desperezarse y echar a correr hacia  la calle principal. Justo cuando llegó a la esquina, creyó ver que el minino cobraba una forma humana pequeña.  Ella se frotó los ojos  y creyó haberlo imaginado.  

La prensa empezó a relatar sobre un niño de mirada felina que sembraba el caos en el pueblo y al que se le atribuían dos desapariciones. Eulalia lleva en el psiquiátrico una semana, pero nadie la cree.


50 comentarios:

  1. Buenos días la imagen es impactante esa puerta, pero las letras nos acercan a lo misterioso y porque no ...tal vez el niño sea real .
    Muy bueno este corto .
    Abrazos y feliz viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un niño, si existe, que sale de la nada, por eso me parecía inquietante.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Me pareció oir que ayer era el Día Internacional del Gato,(de esto de aplicar días, ya no se salva ni el gato).
    No me parece un buen homenaje eso del gato-niño al que se le atribuyen desapariciones.
    Lo cual. no es óbice, para que el relato me guste.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También lo escuché, pero por supuesto, nada que ver :-)

      Un abrazo y muchas gracias

      Eliminar
  3. La puerta es maravillosa y la historia también. Aveces llamamos locos a los más cuerdos porque lo que cuentan es increíble. Me ha recordado a aquellas historias antiguas de las brujas que se convertían en gatos... parece algo fuera de lugar pero en el pueblo de mi madre, se dice, que una noche pillaron al gato y el dieron de palos. Al día siguiente, la supuesta bruja iba eslomada.

    Me ha encantado.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas leyendas de brujas y gatos como que aunados. o sé mucho de ello, pero la Inquisición quemaba gatos negros y brujas por igual, así que no sé yo :-)

      Un abrazo y finde de lujo

      Eliminar
  4. Me ha encantado... Me recuerda a un libro que leí hace tiempo, por lo de que nadie la cree.

    Una historia que bien podría ser 😉 por qué no??

    Mil besitos y feliz día, bonita ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un poco onírico, pero quién sabe lo que los locos ven, o creen ver, pero que sin duda sienten ¿verdad?

      Un abrazo y tarde bonita

      Eliminar
  5. Terremoto Crazy y yo la creemos.

    Dile que se venga con nosotros.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Inquietante, yo me convierto en León muchas veces ;)

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mal animal para conmutarse, de vez en cuando, ya lo creo :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Los misteriosos gatos se prestan a este tipo de relatos y tú lo has aprovechado magníficamente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son sigilosos y misteriosos a partes iguales, así que la puerta, en la foto, me sirvió de maravilla para este texto.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Un día más gracias por traer la sonrisa en tus letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me gusta que te provoque una sonrisa, porque cada post, tan sencillo, eso sí, lleva un trocito de sonrisa, de la que uso y me pongo la escribir :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  9. No me extraña nada que no la crean, es más fácil tratarla de loca. Para mi tu historia podría ser real, hay cosas y casos curiosos sin explicación científica, pero sí paranormal.
    Gracias una vez más por ser tan original.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si para ella, era como lo había visto, ese niño-gato existía, por lo que de locura nada :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Gracias por tu aportacion en el blog
    te lo agradezco mucho
    muchas gracias y hasta pronto
    preciosa fotografia
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una foto de un pueblo españo. Quedó muy resultona, es verdad.

      Un brazo y por los blogs que visitamos.

      Eliminar
  11. quién sabe si era un gato humanizado o un humano "felinizado", si esa palabra existe. me ha recordado a los "humanimales" de la novela 'la isla del doctor moreau' de h.g. wells.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora que lo dices, por qué no. Esa humanización de un felino, de darse, sería interesante porque los gatos son tan sibilinos que de llos todo es esperable.

      Un abrazo y por un finde sensacional.

      Eliminar
  12. Es inquietante tu historia. Un lujo de lectura.

    Yo me lo creo todo. Lo natural y lo sobrenatural.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy crñ´dula, pero intentando mantener los pies en el suelo, por si acaso :-)

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  13. Desde luego esa fotografía de la puerta da pie a creer que puede salir cualquier cosa! Es una maravilla de puerta y tu corto, intrigante y sorprendente. Me fascina tu imaginación.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carmela. La imagen es preciosa, es verdad, y abre la puerta a imaginar, seguro.

      Un abrazo y gracias de nuevo

      Eliminar
  14. Esas puertas tan rústicas de pueblo me encantan.
    Y en mi pueblo, también hay una Eulalia que está medio loca... ajajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la misma, creyó ver la transmutación de un gato en niño, seguro. :-)

      Un abrazo, Laura

      Eliminar
  15. Un relato que sobrecoge un poco pero atrapa, creo que no está loca, es una incomprendida, yo la creo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien sólo ve lo justito, y quienes pueden ver un poquito más allá. :-)

      Un abrazo, Ester

      Eliminar
  16. Tu relato no deja indiferente. A veces se nos hace difícil creer lo que vemos y si lo contamos, ya nos toman por locos.
    SAludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay sensaciones que explicadas, parecen locura. Pero las sentimos.

      Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  17. Hay locos cuerdos, yo le creo. Un relato misterioso que me gusta. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deja ese puntito de duda que puede gustar, por supuesto. Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  18. Vaya micro más inquietante Albada, la imagen de la puerta empieza con la sugestión y después tus leras te hacen imaginar y temblar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay lugares mágicos, que inspiran textos medio extraños :-)

      Muchas gracias. Un abrazo

      Eliminar
  19. Excelente relato, sí, inquietante, pero muy bueno, esa puerta me encanta.
    Feliz sábado Alba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar entre dejado de la mano de Dios y escenario de magia o esoterismo. Inspiró este texto.

      Un abrazo y por un finde sensacional

      Eliminar
  20. Respuestas
    1. Esa alergia a los posts de gatitos, que te mejores. O no :-)

      Un beso

      Eliminar
  21. Conozco niños gatunos y alguna que otra Eulalia incomprendida. Cuidado con los loqueros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que temer a los loqueros, a los locos un poco menos.

      Un abrazo

      Eliminar
  22. ¡Qué relato el de hoy! Pone los pelos de punta, pero es un placer leerlo.
    Feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, que aparezca un gato por una gatera sería poco interesante ¿no? :-)

      Un abrazo, Rita

      Eliminar
  23. ENtre incertidumbres está el gato..
    Pero sobre los locos,mejor no juzgar sus conductas
    Cuánto "cuerdo"hay por ahí que debería de estar tratado
    Sólo los locos pueden hacer arte,magia a los ojos e los demás.Sin una luna de locura
    no saldrían tantas cosas bellas
    La puerta..una pasada!!
    Besucos .Y otro de parte del mi gato Algodón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La locura, esa insania mental que tanto tememos, no sabemos si es quizás sea lo más sano ante algunas circunstancias.

      Gracias. Un abrazo y feliz domingo

      Eliminar
  24. Respuestas
    1. Muchas gracias, Maite. Es un pequeño apunte. Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.