domingo, 9 de febrero de 2020

Sin recuerdos importantes

Imagen de Aquí. Síndrome de Diógenes

Nos apenó que no le quedara ni un recuerdo para rellenarlas. La muerte del tío Anselmo nos dejó indiferentes. Llevaba décadas sin haberse relacionado con nadie. Pepe y yo fuimos cargados con maletas, para recoger sus enseres de valor, pero la maraña de objetos viejos, herramientas inútiles, bolsas de ropa de quién sabe qué origen y el hedor a dejadez nos hizo salir del piso,  tapándonos la nariz.

Ante un café,  acabamos por sospechar que su vida, centrada en poseer, no le había dejado espacio para amar. Quién sabe si en la otra vida, sin bolsillos, sería feliz.

Más relatos para La ser

34 comentarios:

  1. No sé si el síndrome de Diógenes puede darse en una persona normal, o es la avaricia la que conduce a esta enfermedad. Quizá la avaricia sea ya, de por sí, una enfermedad.
    Buen microrrelato, con una aguda duda final.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una enfermedad. El texto es llevado al extremo, pero tal vez quería ver que en dos maletas sobra espacio para una vida que no fue tal.

      Un abrazo y tarde bonita

      Eliminar
  2. Al otro mundo hay que ir ligero de equipaje. Pero mientras se viva en este, ni tanto ni tan poco.
    Yo también me decanto, como Macondo, en el síndrome de ese Diógenes, que era un pobre desgraciado, je,je.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ligero de equipaje, como los hijos de la mar, decía Machado, y qué verdad. Esa gente excluyo a los enfermos, son muy pobres.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Sin duda las personas que padecen esta enfermedad rellenan sus vidas con recuerdos de toros, es algo que aunque parezca extraño muchas personas buscan, son incapaces de hacer sus propios recuerdos y llenan ese vacío recogiendo todo aquello que pillan en las calles..
    Un buen texto y acertadas palabras la tuyas.
    Un fuerte abrazo, disfruta del domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como síndrome creo que es una enfermedad. Pero llenar la vida de objetos, es querer reducir el paso pro la vida en cosas, lo que acaban diluyéndose, así que es un error.

      Un abrazo y tarde bonita

      Eliminar
  4. Es un reflejo de muchas vidas, por desgracia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiada gente se conforma con tener. Lo de ser...es más difícil.

      Un abrazo, Rafael.

      Eliminar
  5. Como en teoría en la otra vida no hay bolsillos...nada te puedes llevar, no?
    😉 Bien visto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, nada te llevas, no hay bolsillos al final de los finales :-)

      Un abrazo, Laura

      Eliminar
  6. Pues seguramente será más feliz que en ésta vida.El ansia de tener le impidió disfrutar. Eso le pasa a mucha gente, cuando lo más importante es lo que se es y no lo que se tiene. Además , una vez muerto todo se queda aquí. ¿Para qué acumular?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acumular me parece absurdo, porque te vas desnudo, como viviste, te llevas los afectos, las obras, pero poco más.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Yo tengo el síndrome contrario, no sé si existe... pero es que lo voy eliminando todo...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa china que dice que hay que doblar bien la ropas y desechar todo lo que no te hace feliz quizás está en lo correcto.

      Un beso

      Eliminar
  8. Llenando espacios con todo lo posible, vacía su interior de afectos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está la pobreza me temo, en poseer como un poseso.

      Un beso, Alfred

      Eliminar
  9. Tarde o temprano, inevitablemente todo va a parar a la basura, independiente de que hayamos guardado, coleccionado, atesorado poco o mucho. Uno se muere ¿y qué hace la gente con las cosas que hemos dejado?
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dejamos, pasa un tiempo en cajas de trasteros o altillos, o como mucho en baúles. Alguien, dos generaciones después, mira precios y tu legado se queda en un reloj y pocas cosas más.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Son dos vertientes: una el ansia de poseer y otra almacenar hasta llegar a enfermar.
    Y nadie se lleva nada al final. Más de un caso conozco.
    Buena tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay gente que colecciona de todo, casi siempre cosas inútiles como vasos, mecheros, etc. No les entiendo, pero si e suna cosa mira...lo malo es que atesoran chorradas, que ni siquiera disfrutaron, que están en sus envases.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Hola Alba , yo tengo un amigo que en broma me decía que tenían que inventar
    ataúdes con bolsillos , ya que él era reacio a dejar el dinero en el banco , jajajaja
    un relato muy bueno , la verdad es que me da mucha lastima que haya gente con esta clase de enfermedad , te deseo una feliz tarde de Domingo besos de flor.

    pd , Ahora pasare a leer las entradas anteriores que has publicado , perdona por no venir antes , la verdad es que estos días no me encuentro bien de las lumbares y el dolor de estomago , espero estar mejor esta semana que entra , más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso de lso bolsillo no está mal, al menos una campanita por si te entierran vivo. Todo lo demás sobra.

      Un abrazo y tranquila. Mejórate de lumbares y estómago. Feliz tarde

      Eliminar
  12. Y pensar que hay personas que llegan a ese extremo de acumular no ya por necesidad, sino por el acto compulsivo de hacerlo.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa compulsión no la controlan, por eso acumulan hasta bolsas de basura. Es uan enfermedad, sin dudarlo.

      Ni tanto ni tan calvo. Un abrazo y feliz tarde, Dulce

      Eliminar
  13. Leo una moraleja entre tus líneas... Y tras ese complejo de atesorar en vida... Dejamos de atesorar lo más importante...

    Ma ha encantado cómo lo has contado, bonita.

    Mil besitos para ti ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una moraleja en toda regla :-). No sirve el poseer ni acumular ni no mantenemos lo importante , ¿no?

      Un abrazo y feliz lunes

      Eliminar
  14. Intento no acumular nada, quizás a veces me excedo pero creo que es como dices,el que acumula no tiene espacio para lo emocional. Me encantó tu relato.
    Es de verdad muy cierto!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que por fin de año hay que tirar lo que no hemos usado. Y creo que es buena manera de no acumular.

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Impactante compañera. Tuve la oportunidad de ver una casa de un viejito, y pensé que me moría, y además la policía encontró montón de billetes humedecidos y mugrientos en una caja de cartón. Tenía dinero, pero su gusto por recoger de la calle cosas abandonadas era mayor. Un abrazo Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te impactó y no podrás olvidarlo. Son personas que seguramente están enfermas, pero nos enseñan qué poco importa eso de acumular.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. NO sé si se trata de avaricia o tal vez de soledad.Cuántas veces el ser humano se deja llevar por el caos cuando no tienes a nadie...
    Me gustó el relato y el tema mucho.La fotografía lo remata
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez empieza proa avaricia y degenera en enfermedad. Da mucha pena ver esas casas llenas de todo, con habitantes infelices.

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Acumuladores compulsivos hay muchos, yo tengo unos cuñados así, en su casa no se puede ni caminar, esta llena pero ellos no entienden que eso esta mal, piensan que les tenemos envidia por que ellos tienen dinero para comprar lo que quieran. Un texto muy bueno amiga, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tener, el comprar, no hablo de encontrar, puede ser un acto de defensa ante no saber qué qué se es, o qué se manifiesta. Yo me oriento por la educación, el habla, los modales, las conversaciones y el bagaje de una persona. Me importa un pito qué marca de camisa usa o qué ´exhibe, pero hay quienes aún juzgan por lo que el otro tiene, lo que va fenomenal a la sociedad de consumo :-)

      Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.