lunes, 17 de febrero de 2020

El baúl

Imagen de Aquí


El baúl de lo viejo está cada vez más vacío, desde que acepté ser la canguro perpetua de los niños del quinto. Dos mellizas de seis años y un crío de dos. Le dije a mi vecina que no tuviera reparos en dejarlos en mi casa, desde que salían de cole hasta su regreso a casa. Me acabo de jubilar y habiendo sido madre en solitario, sé lo difícil que puede ser que te cuiden  a los hijos.

No me importa que vayan desapareciendo los juguetes,  o las ropas viejas, porque ya  tenía pensado donarlos, lo que me molesta es que encerraran al más pequeño cuando se durmió. Su madre y yo le estuvimos buscando y calibrando ir a la policía. Suerte que escuché unos gritos en el cuarto de los trastos. La complicidad de las nenas me están resultando inquietante. Sobre todo cuando afirmaron, pasado nuestro pánico, que yo quería quedarme con su hermano.


52 comentarios:

  1. Yo que tú voy pensando en ponerles una orden de alejamiento a ese par nada ejemplar de pequeñas diablas. Que no se te vuelvan acercar de por vida a menos de un un millón de km a la redonda jaja
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, seguro que habría para hacerlo, ya te digo. Es ficción, pero en el barrio hay unas mellizas que cada me recuerdan más al Resplandor.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Buenos días Albada, pues eso de la orden de alejamiento está a la orden del día, yo haría uso de ello, cuando más lejos de esas diablejas mejor.
    Feliz lunes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que siendo ficción, me imaginé a las mellizas de por aquí, haciendo diabluras con poquísima gracia. Orden de alejamiento, claro que sí :-)

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  3. Los niños se toman muchas veces demasiada confianza y algunos son un poco retorcidos de pensamiento. te meten en un lío por menos de nada. Más que orden de alejamiento lo que hay que hacer es no quitarles ojo de encima :-)

    Parece la introducción de una película de terror.
    Un beso enorme y muy buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, al imaginarlo, me quedé así como...esas niñas pueden ser muy malas compañeras en el cole y en al vida.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Sin duda esas pequeñas tienen una mente retorcida, a veces dan hasta miedo las cosas que dice,..Tal vez sean los dibujos que ven en la tele o quizás sus propias mentes..como argumento para algun libro esta genial ..queremos continuacion ajja.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se, pero igual sí que ver ciertas ideas en tele o medios es mala para las mentes infantiles. Ayer veía que como broma, se estaba haciendo viral usar una bufanda, pilla por detrás a alguien, pero por las piernas, para hacerlo caer de cara. Como les de por imitar ciertas cosas, vamos listos.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Era la idea. Porque es inquietante que inventen que alguien quiere robar o'quedarse un niño y que sea un montaje, nada gracioso.

      Un beso

      Eliminar
  6. !Menudo regalito de niñas!. Ni la calenturienta mente de Stephen King, las hubiera ideado más retorcidas.
    Se que es ficción, pero por si acaso, cuidado con las vecinitas reales.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi barrio hay personajes que me causan fijarme. Un loco, al que no entiendo proque es árabe, una Down de unos cuarenta años que siempre sonríe y es feliz y esas mellizas.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. el verano pasado, un día que estábamos desayunando en una terraza, había por allí dos niñas gemelas como de seis años, con cara de pillas, jugando con su hermanito pequeño. quizá fueran las de tu relato. :D
    iban vaciando el baúl con la idea de hacer sitio para su hermano, lo tenían todo planeado. ;)
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capaz que sí. Eso de que sean mellizas, y si son gemelas con mayor motivo, siempre da pie a una complicidad extraña, que no entendemos. Yo creo que querían matarlo, pero como hay pozos donde tirarlo, pensaron en el baúl :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Mentes maquiavélicas. No bajes la guardia con esos trastos de niñas. Y por supuesto... A la mínima desiste de seguir siendo la canguro.

    Un relato muy sugestivo, preciosa.

    Mil besitos con cariño ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si fuera yo, dejaba de hacer de canguro seguro :-) Que se las confitase su madre.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Gracias por esta nueva sonrisa en tus letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una sonrisa un poco ladeada, me creo :-)

      Un abrazo, Rafael y feliz tarde.

      Eliminar
  10. ¡¡Menuda trastada¡¡¡

    Intenso relato.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era la intención, que fuera intenso. Siendo ficción me imaginé a esas locas bajitas :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Muy cortito, pero para ser ficción, quedó medio regular.

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Vaya ajetreo, cuando los baúles son el descanso cuasi eterno de los recuerdos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que su intención era matar al niño y tiralo a un río, o pozo , pero a falta de esas cosas, el baúl ser servía :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  13. Menudas joyas!!! Sé que no es real, pero la envidia muy mala y eso saco en conclusión.
    Un abrazo y buena tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eran reinas destronadas por el crío, y esos celos no son de buen a llevar a veces :-)

      Un abrazo y tarde linda

      Eliminar
  14. Los niños pueden ser muy inquietos y traviesos, yo fui un niño mas tranquilo aunque teníamos igualmente un baúl donde jugábamos a escondernos ;)

    Un beso dulce y dulce semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí usaba un baúl, para esconderme, como tú. Aquí las niñas lo usaban de otra manera, más cruel o inconsciente :-)

      La niñez, con sus cosas, que siempre sean inofensivas. Un abrazo

      Eliminar
  15. Así de bordes (incluso más) pueden llegar a ser los niños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. ¿Lo encontrásteis vivo o era una grabación de gritos?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Después se oyen tantas cosas en los sucesos del telediario... niñas diabólicas! Cuidadito!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ven mucha tele los niños, e imitan :-)

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  18. ¡Los pelos de punta s eme han puesto!¡Cualquiera se queda con los niños de la vecina un ratito!Un relato corto pero de gran intensidad.
    Un abrazo, Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para no poder contratar a nadie para cuidarlas, ya lo creo :-)

      Un abrazo y a por el martes

      Eliminar
  19. Madre mía! Ajajajj pensé que describías un hecho real...
    Fijate, qué tétricas esas mellizas! Como dices en uno de los comentarios,parecen las de la peli El resplandor...
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las imaginé haciendo trastadas de poca gracia. Hay niños crueles, no sé por qué.

      Un abrazo

      Eliminar
  20. Vaya tela con las mellizas!!., Yo las ponía en cuarentena!!
    Muy buen relato, e inquietante.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como para tenerlas bien vigiladas cuanto menos.

      Gracias y un abrazo, Carmela

      Eliminar
  21. jajajajajajajaja, extraordinario humor negro...
    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas niñas tenían un humor negro muy acusado, ya lo creo :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  22. A veces,algunos niños no son tan tiernos,como parece. Aunque sea ficción,el susto fué grande,al menos a mi forma de verlo
    Jod...chiquillas,jajaja.
    Me he reído dentro del agobio que me produjo esa situación.
    Así que la próxima vez que el relato quiera dejarte los niños en tu casa,dile que tienes sarampión y se pueden contagiar
    Besucos simpáticos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, si alguien me lo pidiera, vería primero a los niños, porque estas piezas eran de aúpa.

      Me alegro que te haya gustado. Un abrazo

      Eliminar
  23. No joda, que historia tan patética como para no confiar en nadie y menos con cara de angelitos repetidos.
    Cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos angelitos de angelicales tenían poco, muy poco :-)

      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  24. Hay niños muy traviesos, y cuidado cuando hay mas de dos planeando algo. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando son mellizos, tienen dos inteligencias, para inventar travesuras y para todo.

      Un abrazo

      Eliminar
  25. Inquietante relato... sobre todo cuando creemos que los niños dicen la verdad.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  26. Vaya vaya con las niñas!! Se las traen. Menudo peligro tienen.
    Genial relato.

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.