jueves, 13 de febrero de 2020

En el bus, en jueves

Imagen de Alfredo, la plaza del Diamante

Siguiendo la iniciativa de Alfredo, mi aportación es la siguiente

Empecé a espiarla por aburrimiento. El trayecto de mi autobús me proporcionaba el tiempo suficiente para escuchar música un buen rato y así, mis ojos tenían la libertad de observar. Me sentaba siempre al final. Sobre algunos de los viajeros  imaginé historias, pero ninguna tan tierna como la que imaginé para ella, mi musa particular.

Siempre tomábamos el mismo bus, y a la misma hora, como otros,  que íbamos al centro desde el extrarradio. Vestía su mirada triste y su libro de bolsillo, y a su paso por  el pasillo traqueteante dejaba un levísimo aroma  a Heno de Pravia. Le inventé una madre enferma y un padre autoritario, estudios por internet y una relación epistolar con amigas de la infancia. 

Pasó el invierno, y un día de primavera, con una falda con flores   y una blusa azul cielo, no encontró un lugar para sentarse si no a mi lado. Cerré los ojos, por miedo a mirarla y asustarla. O asustarme. El bus se averió. A mitad de una rampa y mientras llegaba otro, ahí nos pusimos a hablar. Había acertado con su vida, o eso me dijo,  lo que me sorprendió es que ella había imaginado, con precisión, la mía, acertando incluso en saber que, en las tardes, había hecho docenas de esbozos, con ella leyendo.

62 comentarios:

  1. Qué bonito:

    A veces dos desconocidos se presiente, se adivinan, se sueñan.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se intuyen, es verdad. Luego la vida les acerca o no, pero hay seres con una conexión intangible preciosa.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Queda muy bien, terminado así, pero muy bien podrían explotarlo. Yo me he quedado con las ganas de más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría ser un principio, quién sabe, pero lo dejo ahí, en esos actores sin nombre que se han intuido.

      Un abrazo y gracais.

      Eliminar
  3. Sin tanta precisión, sin siquiera saber si acierto, tambien imagino historias cuando viajo en tren; después de leer la tuya tan bien esbozada, como tus dibujos, la recordaré cuando mire a una joven solitaria. Tus historias cuando las terminas renacen y tienen vida propia. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro, es fácil inventar historia posibles con desconocidos, por su aspecto o sus bolsas, por ejemplo.

      Aquí hice un posible, entre una muchacha y un joven, tal vez ambos solitarios. Un Abrazo y gracias, Ester

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Ese día se averiaba el bus, sí o sí :-)

      Un beso, Alfred

      Eliminar
  5. Ohhhhh, que romántico encuentro de dos almas tal vez gemelas sin ellas saberlo ..No creas pero una historia como la tuya es muy posible , me encanto .
    Abrazos querida amiga y disfrutemos de estas bellas historias .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy posible, ya lo creo, ha habido amores eternos que se iniciaron en autobuses. :-)

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  6. Todas tus historias, una vez leídas, terminan por hacerse realidad.
    De la imaginación a la vida, podríamos decir.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo son mientras s e leen, eso es casi inevitable. El halo de tristeza de la joven está inspirado en una pasajera de un tren, de hora y media de trayecto.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Desde luego, están hechos el no para el otro. Ese autobúes tendrá una parada final muy feliz. A mí también me gusta imaginar la vida ajena y sus finales, je,je.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese viaje debería ser el principio de un nuevo viaje por las emociones, imagino

      Un abrazo y gracias, Josep Mª

      Eliminar
  8. ¡Qué tierno! El destino subido a un autobús. Nunca sabes cuándo encontrarás algo bonito, algo que se haga recuerdo de esta manera.
    Dicen que a veces somos tan intuitivos que de nuestras dudas, hacemos verdad.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cupido, que anda rondando aquí y allá, y tirando flechas imposibles sobre personas que tal vez, sin él, también se habrían enncontrado

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Un encuentro y un hermosa coincidencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hermosa coincidencia, como un sino o destino que nso espera.

      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  10. Por supuesto... Así será en esas tardes. Es precioso y me ha encantado este perfume tan tierno que ha dejado tu relato.

    Mil besitos con cariño ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pareció un aroma muy de casa, muy poco erótico, así que lo usé para generar el halo de la mujer.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  11. Me gusta que el protagonista haya encontrado a una mujer, que califica de musa, para volverla a ver frecuentemente. Y que las circunstancias hayan propiciado la cercanía y la afinidad entre ellos dos. Que se revele que ella también imaginó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si bien no parece que nunca se haya fijado en el chico, ella también ha imaginado, como se descubre, así que igual estaban predestinados a encontrarse :-)

      Un abrazo y por una tarde con o sin esbozos, pero grata

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Qué bonita esta historia, y a la vez, tan posible, verdad?. La suerte, que el bus se estropeó y pudieron acercarse, porque a veces, se quedan solo en ....... Me encantó
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces se quedan en sueños, en cábalas y aquí el azar estuvo al caso para propiciar un encuentro.

      Muchas gracias. Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  13. Un agradable relato , un canto a la cordialidad .

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola amiga un relato muy bueno igual que la foto del bus, es un agrado volver a leerte, muchas gracias por tus palabras en mi espacio. Un abrazo feliz jueves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen me gustó, porque era un poco el pasar de la vida a su alrededor.

      Un abrazo y por la sentradas de los blogs.

      Eliminar
  15. Bella historia muy bien contada. En cierto forma hay varios puntos de coincidencia entre nuestros relatos, aunque mi personaje es mucho más maléfico y enfermo que el tuyo jaja. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo tuyo es terrorífico. Estos dos pipiolos no dejan de ser meros jóvenes que sueñan, y tal vez hallan :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Todo confluye en ocasiones para que las cosas sucedan, otras veces no y uno se queda con esos esbozos en los pensamientos. Romántico relato.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salió muy romántico, pero acercándose a San Valentón, pues ahí quedó, medio tierno.

      Un brazo

      Eliminar
  17. Escrito bello como su autora.
    Un abrazo que me subo al bus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sube al bus, que tal vez un joven con auriculares haga esbozos de ti en las tardes :-)

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  18. Me divorcié porque mi mujer no soportaba más esta forma de vivir y claro, por este trabajo bién remurerado pero, asfixiante...De esa forma vivo solo desde hace 20 años. Mi casa está limpia por una mujer que sólo la veo para pagarle, no debo nada a nadie y no sé por qué, sigo en el mismo trabajo; un trabajo donde veo el amanecer y la caida del sol y durante todo ese tiempo, la luz de mi flexo.

    La soledad y el silencio a veces son como una droga estimulante donde te habituas en tu mundo interior para no cambiar. Mi trabajo de oficina requiere mucha atención para salvar cualquier error y creo que en todo lo que llevo, los documentos que manejo están perfectos. Soy muy meticuloso en el detalle de todo lo que vivo y en especial, en el bus que me lleva al trabajo y me trae a casa.

    Mi recorrido es largo. Podría irme en taxi pero me gusta la cercanía de la gente en lo que es un día cualquiera. En este bus casi siempre estamos los mismos a primera hora de la mañana y por la ventanilla me sé de memoria cada establecimiento, bar o lugar que se abre o de vez en cuando observar cada persona en una parada que busca otro número y otro destino. Las personas que viajan conmigo al amanecer parecen que son gentes sombrías para incorporarse al trabajo; como ausentes a los que les molesta todo...y a veces hay una chica que coge esta linea los lunes, miércoles y viernes. Cuando la conocí podría tener 20 años y ahora después de 20 años, 40. Le agradezco los buenos días después de tanto tiempo viajando juntos. Al poco de conocerla se quedó embarazada y durante todos estos años, gracias a ella sé cómo va la moda del vestir y hasta los peinados. 20 años dan mucho de sí. Esta chica tuvo una época depresiva, otra feliz y otra a la que yo interpreto madura y mas centrada...

    Echo de menos a personas mayores a las que cedía el asiento, a establecimientos que por la crisis cerraron y a tanta gente que nunca la escuché hablar pero que me conquistaron en su forma de ser por ser gentes sencillas.

    La vuelta a casa ya es de noche. Mas de una vez me hubiera gustado entrar a aquel bar para emborracharme en una noche loca y invitar a cualquiera pero, soy una persona introvertida. A veces coincidimos esa chica joven que ya no es tan joven para llenarme el corazón con un simple saludo o, le pregunto a alguien por aquella persona mayor que se subía a las 8 de la tarde acompañándola y me dice que murió.

    Bajo del bus con el sol despedido en tintes rojos y entro en el silencio de mi casa. La televisión me habla de novedades y para sentir algo estimulante, me doy una ducha. Clotilde me dice que se pasará el domingo para cobrar y que la comida que me hizo está riquísima...

    A las doce cierro los ojos y a las 6:45, me espera el Bus urbano de Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué relato más bueno que te has montado. La soledad del tipo, con ese apego al pasado y ese gris actual, es un encanto de texto. Veinte años son muchos, los justos para mantener una llamita encendida de afecto. Muy chulo.

      Un abrazo

      Eliminar
  19. genial tu relato...y decirte que has ganado una tirada gratis de tarot , solo por participar en el concurso!!!! mi tlf y wasap , mejor entrame por wasap y paciencia ya te responderé...Rosa 616 650 913,,,,supongo que estas en España sino , el 34 delante....beossssç

    ResponderEliminar
  20. Cuantos posibles idilios germinan en el autobús o en el metro... pero pocos se materializan.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se materializan poquitos, es verdad, pero por imaginar que no quede :-)

      Un beso

      Eliminar
  21. Me ha encantado! Creo firmemente en estos encuentros, creo también que estamos predestinados a encontrarnos con determinadas personas.
    Es bellísimo!
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien cree que cada persona que se pone en nuestro camino es por algo, y tal vez sea así.

      Gracias, y un abrazo, Luna

      Eliminar
  22. Muy bueno. Me ha gustado mucho, sobre todo el final. A mí también me gusta de vez en cuando jugar a ese juego de imaginar la vida de las personas que se cruzan conmigo o lo que pueden estar haciendo las personas dentro de sus casas, en sus trabajos...Es divertido fantasear sobre ello y a veces se sacan historias bien interesantes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es divertido y no hace daño a nadie. Imaginar es siempre positivo y enriquecedor.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  23. si una persona hace especulaciones sobre tu vida (más o menos acertadas, pero nunca maliciosas), es que le interesas.
    qué bien que el chico y la chica de tu relato tuvieran ocasión de hablar. que a veces no se encuentra el momento...
    yo también me fijo en las chicas que veo en el transporte público, en alguna sala de espera... me pregunto a qué se dedicarán, si tendrán pareja, qué tipo de carácter tendrán... si veo a alguna chica con aspecto de introvertida y bohemia, pienso que puede ser mi media naranja. :D
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que es normal, y sano, además. Con los gestos, el vestir etc todos damos información de nosotros mismos. Aquí estarían medio predestinados, si ese concepto es manejable.

      Un abrazo

      Eliminar
  24. De ahí sale algo bueno...eh! ya verás....
    Me gustó el relato.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que podría ser el principio de una buen amistad como poco :-)

      Un abrazo y por un viernes bonito

      Eliminar
  25. Casualidad o destino, sea como sea puede suceder. Muy lindo relato amiga. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salió un poquito tierno, pero así quedó :-)

      Un abrazo y felzi día

      Eliminar
  26. Ese encuentro es maravilloso, y encima el autobús lo hace más romántico todavía.
    Seguro que algo bueno te espera, sueña que sí.
    Feliz día Albada.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que les espera una bonita historia, si no puede de amor, de una bonita amistad.

      Por un día bonito, con historias de amor sobrevolando el día.

      Eliminar
  27. Bonita ficción o romántica realidad (Todo puede suceder en un bus). Muchas gracias por participar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pude ser una romántica realidad, porque de verdad que todo era posible en los viajes, cortos y largos.

      Un abrazo y gracias a ti

      Eliminar
  28. ¡¡Qué historia tan bonita!!
    Me ha encantado, sobre todo el final.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tal vez sis dos seres están por encontrarse, acaban por encontrarse, sea en un bus o en cualquier lugar.

      Gracias, y un abrazo grande

      Eliminar
  29. Es maravilloso que a veces tengamos esa conexión telúrica, o no sé cómo llamarla, con determinadas personas. En ocasiones pienso que hemos tenido más vidas y que nos fijamos en las personas que conocimos en alguna otra vida.
    Curiosa esa casualidad que propició vuestro primer diálogo, en plena primavera ;-)

    Un besos grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pareció romántico y primaveral. Sí que hay personas con las que creemos haber estado, con las que comulgamos desde el instante cero.

      Muchas gracias por comentar. Un abrazo y feliz domingo

      Eliminar
  30. Vaya sorpresa se llevarían ambos al descubrir que eran motivo de fantasía entre ellos. Eso es el karma, a mi que no me digan!!! Me encantó tu relato.

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas casualidades tan especiales, es verdad. Pero ocurren.

      Un abrazo

      Eliminar
  31. Me encantó este romántico relato, porque es así, de ca(u)sualidades que nacen las grandes historias de amor. Es más, ya puedes escribir la novela ;)

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno a novela no sé yo si llegaría, son palabras mayores :-), pero disfruté.

      Un abrazo

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.