jueves, 20 de febrero de 2020

Vigilancia privada en jueves

Imagen del blog de ¿Y qué te cuento?
Siguiendo la propuesta de Juan Carlos, vigilancia privada, mi aportación es la siguiente

Habíamos puesto la cámara por haber encontrado, dos veces, rastros de que alguien había dormido o pasado la noche en el replano de la terraza comunitaria. El encargado de la camarita viene una vez a la semana para visionar lo filmado, y sí, confirmamos la sospecha de que un vagabundo había  tomado cierto cariño a nuestro bloque de pisos, sobre todo porque la puerta de entrada, muy pesada, queda abierta más de una vez.

Ser presidenta de la escalera siempre es un incordio. Cuando el encargado me pidió esta vez que le acompañara a ver lo filmado la última semana, me quedé helada. Mi marido salía en las imágenes, cada día,  con una mujer  del brazo, que parecía recoger en la terraza y que no traía  a casa. Era como un holograma,  evanescente.  Lo del telescopio por Reyes parecía haber causado alguna alteración alrededor de él, pudiera ser, porque desde que sale cada noche a mirar el cielo,  es un ser diferente, más amable, y hasta diría que más sabio. Cuando luego llega a casa trae consigo un aroma indefinible, de quietud, lo que me había dado mucha tranquilidad y despertado cierta sospecha a infidelidad, pero desde ahora estaré apoyándole a que vaya  a la terraza, a mirar los astros.

Más relatos jueveros del blog

58 comentarios:

  1. Yo quiero un telescopio como ese.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Curioso cuento. Muy surrealista. Esa vigilancia...

    Un beso
    Enhorabuena. Es un cuento que hace pensar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es surrealista, pero quién sabe si mirando el cosmos no nos toca su varita mágica de la armonía universal :-).

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Curioso modo de enfrentarte a las cámaras, siempre tienes un recurso original para estas aportaciones. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, era un posible. En mi escalera estamos valorando ponerla, porque en verdad alguien ha pernoctado, así que me fue sencillo :-)

      Un abrazo, Ester

      Eliminar
  4. Buen relato, Albada.
    Ese telescopio...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Siempre tienes una salida airosa para cada reto al que te enfrentas.
    Feliz día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso es que era muy sencillo, por lo que le decía a Ester, pero claro, no esperamos captar imágenes tan oníricas :-)

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  6. Qué indiscretas son las cámaras. O qué torpes o ignorantes los maridos díscolos, ¿no? Esa conjunción astral y hombre te ha salido muy lograda. Y la ironía del aroma indefinible...ni te cuento. Pues no es sagaz una mujer para detectar aromas ajenos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy sagaz, yo digo que hay mujeres que servirían para encontrar drogas o lo que sea, qué olfato, por Dios.

      Un abrazo y día bonito

      Eliminar
    2. No des ideas, que igual algún alto cargo de la demagogia dice que crearía puestos de trabajo.

      Eliminar
    3. Con tal de crear puestos donde enchufar a la familia...todo es buena idea :-)

      Eliminar
  7. Ver las estrellas te lleva a una estancia superior, es como una atracción que te absorbe, pero eso sí es mejor hacerlo acompañado para estar con los pies en la tierra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro, mira el firmamento tiene esa magia atávica de lo insondable. Nos haría mejores personas sin dudarlo, aquí jugué con una imagen casi holográfica, que pudiera ser una mujer delgada, porque estas cámaras muy finas no son :-).

      Un beso, Alfred

      Eliminar
  8. Tal vez lo más importante es esa salida matinal del marido con esa desconocida, y que su mujer después de tener una ligera sospecha se diera cuenta que las estrellas sirven para algo más que mirarlas..
    Me gusto el giro que le diste a esa camara de vigilancia .
    Abrazos amiga .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un giro posible, un pelín onírico, o no, porque la mujer puede ver como holograma lo que le conviene no ver.

      Un abrazo y por jueves hermoso

      Eliminar
  9. El pobre hombre solo pretendía sentirse como en el cielo rodeado paz y de astros, je,je.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que al escribir pensé en la paz que encontraba en la terraza, sin voces de la mujer, sin chicos jugando, sin tele ladrando...

      Un abrazo y por un día soleado

      Eliminar
  10. lO malo es que el holograma, termine por tener "hologramitos" y le "estrelles" el telescopio.
    Muy bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaj, esa es muy buena. No sé yo si no tendrá precauciones :-), siderales, por supuesto.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Qué bonito!! Descubrir algo así deja un halo de serenidad. Que siga mirando a las estrellas, bonita.

    Mil besitos con cariño ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo recuerdo como los mejores instantes de mi infancia , precisamente mirar nubes, de día y estrellas de noche, tumbada a la Bartola en un plano de un afinca familiar.

      Es un perderse para encontrarse estupendo. Un abrazo

      Eliminar
  12. Tu relato deja algo de intriga, la protagonista tiene una visión muy subjetiva.
    ¿Hay alguna astrónoma en el edificio?
    https://es.wikipedia.org/wiki/Amy_Mainzer

    Tal vez sólo lo guía para donde apuntar el telescopio, por las constelaciones.
    En todo caso, le ha hecho mejorar el humor. Por eso, la conclusión de la protagonista.
    Bien contado y acorde al tema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La esposa narradora es muy sabia, creo. Porque le importa el qué ha pasado en su relación, sin entrar en que´haya podido hacer el esposo.

      Un abrazo

      Eliminar
  13. Te reten con el tema que te reten, siempre sales airosa con tu imaginación y sentir.
    Mi felicitación Dulce.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, muchas gracias, Carmen, la imaginación no me falta, aunque piso el suelo siempre :-)

      Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  14. ¡Mira tú por dónde no hay mal que por bien no venga!
    Si solo sale del brazo y los achuchones son "castos" pues mira, luego todo el amor del mundo, y si eso lo dulcifica y dice que ver las estrellas amansa a la fieras, mejor que mejor, ¿no crees? Aunque tengo la sensación de que él en vez de ver estrellas, ha visto a Estrella :-)

    Un besazo :-) feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa Estrella puede existir. Ahí está un poco el caso, que la cámara filma algo, difícil de interpretar.

      Un abrazo y muchas gracias

      Eliminar
  15. De tanto mirar los astros encontró un ángel al parecer, aunque si es terrenal ya no es tan bueno.

    un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si es terrenal , no sé si es malo, porque le hace mejor persona. Un Abrazo, Dulce

      Eliminar
  16. Wow... que sorprendete, me gusto mucho la entrada ... un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy simple, pero claro, lo filmado inquieta un poquito. Un abrazo, Susy

      Eliminar
  17. Tienes la facultad de sorprendernos, al menos a mí, y de arrancarme una sonrisa con tus relatos.
    Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti, por la lectura. Cada relato, tan pequeño, esconde un algo, anodino a veces, inquietante otras y simple vida otras. Me alegro te guste pasar por aquí.

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Dejas el pabellón bien alto cada vez que te lo propones...
    Que buen relato!
    Que tendrán las estrellas,eh? jajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El firmamento es tan amplio y nos hace sentir tan pequeños pero tan grandes a la vez...que sin telescopio, tendido boca arriba, es el universo ante nuestra vista.

      Un abrazo, Laura

      Eliminar
  19. Albada querida,qué talento para la narración! Madre mía,me vas tener que dar un curso de inspiración! Logras tener a las musas de tu parte!
    Un relatazo,sin duda!
    Un beso admirado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las musas, si se esconden, parecen imposibles de localizar, pero casi siempre están ahí, al acecho, por si las necesitas :-)

      Gracias. Un abrazo y feliz finde

      Eliminar
  20. Qué buen relato, un final, sin duda diferente a cualquier cosa imaginada.
    Estrellas estrellitas, que tendrán las estrellas jajaja.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene la magia de que tal vez la vida viene de un meteorito, y el abismo de mirar el firmamento nos atrae, porque siempre nos remueve algo dentro.

      Un abrazo y por un viernes bonito

      Eliminar
  21. Muy original ese holograma y lo que ve en él.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de filmar tiene ciertos riesgos, seguro :-). Un abrazo, Tracy

      Eliminar
  22. Le sientan bien las estrellas, no cabe duda.
    Muchas gracias, Albada, por traer este relato a la convocatoria. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A quién sientan mal las estrellas, ¿verdad?, son como las sonrisas, que siempre sientan de maravilla :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  23. Jajalade cosas que uno se viene a enterar gracias a las dichosas camaritas! Jaja. Buen relato Albada. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son chismosas, y recogen todo todito todo, cada vez más literalmente :-). Un abrazo, Neo

      Eliminar
  24. Muy bonito texto. Yo tengo un telescopio pero nunca he podido ver las estrellas, y eso de las cámaras no me gusta, quiero ser libre y mi marido me quiere vigilada. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, mi recuerdos de estar tumbada mirando el firmamento siempre son relajantes, y las cámaras son casi inevitables, pero se les ha escapado del amanos, o no, quieren tener el control sobre los ciudadanos, a como dé lugar.

      Un abrazo y feliz viernes

      Eliminar
  25. ...Y si, también puede ser una gran solución tener un marido que se alimenta de las luminarias astrales ... Encantador relato, como todos los tuyos !! Y por sobre tod: Tan Humanos !! Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy humanos, porque por supuesto, soy una persona que me muevo en el mundo normalito :-)

      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  26. Es que esto de las camaras es un arma de doble filo...Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, para bien, que detecta actos que si no quedarían sin resolverse, pero la contra es que perdemos intimidad.

      Un abrazo y feliz día

      Eliminar
  27. Si le hace bien, qué mejor.
    Un relato interesante, Albada
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacerlo bien es poner esas cámaras donde sean útiles, pero respetando, en lo posible, la privacidad.

      Un abrazo y a por el sábado

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.