miércoles, 4 de marzo de 2020

Disolución

Imagen de Aquí


Miró las fotos de ese ayer. Dejó que la tristeza, como una infusión, penetrara en el agua de la vida a su alcance. Sentado ante    la página en blanco, huérfano de inspiración,  fue contemplando cómo el agua se iba tiñendo,  poco a poco, de algunos colores. 

Pequeños remolinos, desde la superficie, danzaban   unos pasos de tintura, en el juego de disolverse. Luego, otros remolinos diminutivos hicieron lo mismo, y otros más. Cuando el tipo se armó con la pluma, el vaso contenía un brebaje tornasolado, donde pudo cargar la sustancia con la que escribiría  sus versos, a falta de musa que le sonriera al oído.

60 comentarios:

  1. Me pregunto qué color predominaría entre todos ellos. A veces lo tornasolado engaña o bien es del color del ángulo desde el que se mira...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del color de quien lee, imagino.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Muchas gracias. Yo entiendo que no hay negrura absoluta ni claridad meridiana, si bien así lo manifiesta la ciencia. La creatividad seguramente pasa por grados de colores disueltos, predominando unos u otros según el tenma, el momento, el estado anímico del escritor e incluso de cómo se presentó el día o lo bien que supo el café :-)

      Un abrazo y feliz tarde, para ambos.

      Eliminar
  2. Me gustaría leer sus versos salidos de un brebaje, ojalá no se borren, no se disuelvan. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues imagino que lo que escriba ese hombre no se publicará, pero claro, no lo sé.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Sin musa los versos nacen huérfanos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida como musa es que es un poco poco ¿no?. :-)

      Un beso

      Eliminar
  4. Colores que danzan en el agua.
    Recuerdos de la Sirenita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonita película te hice recordar, me alegro. Un abrazo

      Eliminar
  5. Versos teñidos de decoloraciones sugerentes y palabras dispersas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decoloración de esa transparencia, que aquí sería ese ser anodino. Que tú, por supuesto, no eres, ya que usas la s palabras, difusas, concretas y versadas con la capacidad camaleónica de quien las domina.

      Un beso

      Eliminar
  6. Me encanta la metáfora, la tristeza como una infusión en el agua de la vida, y los colores que el agua va adquiriendo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era la idea primigenia del post, y no es mía, además. Era tan potente, el ramillete de hierbas en su sobrecito inmerso en agua caliente, que dio pie a este post, porque somos tristeza y alegría, risas y llanto, esperanza y desazón.

      Muchas gracias. Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  7. Sin duda la mejor inspiración que podemos tener es la propia vida ..ella nos dice cada segundo tantas cosas que solo debemos de estar atentos a sus señales ..Me gusta esa composición de colores a través del vaso de agua ..Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se necesitan grandes cosas, la verdad. Una idea, o sentimiento, o recuerdo, o aroma, y ya tenemos un posible texto interesante, que no digo que este mío lo sea.

      Un abrazo y feliz jueves

      Eliminar
  8. Hola guapa, yo digo como Alfred, pero si te soy sincera no había pensado de esta manera de sentir la vida, en forma de tristezas aveces disueltas como un azucarillo en un café, en fin que ya vuelvo a estar en órbita.
    Tengo que ponerme al día con todos vosotros, besos y salud, para tu escritor o muso que te siga inspirando, besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que estés así, recuperada y tirando palante. El texto quería ser la tristeza como único color, diluyéndose en el agua caliente de una infusión. Luego, sobre la marcha, acepté otros colores, mezclados con la tristeza. No creo que exista, o s´,la tristeza absoluta, mientras se respira y el corazón late, pero tampoco creo en la felicidad absoluta.

      Una abrazo, Flor.

      Eliminar
  9. La inspiración llega de los lugares menos esperados y la imagen que has seleccionado, inspira.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegá, como quiere, y lo malo es que también es cuando quiere. pero que nos pille con el lápiz a punto, la vista centrada y el corazón abierto a escribir.

      Un abrazo y por una tarde irisada

      Eliminar
  10. Esperemos que ese brebaje no se reseque y puedan seguir coloreando la paleta de sus versos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá y no, creo que seguro que no. Los olores, hasta el íñigo de la tristeza, tiene miles de matices, que deseo se puedan verter en líneas de palabras en hilera.

      Un abrazo, Juan L.

      Eliminar
  11. Veros teñidos de colores ...la inspiración salta cuando menos lo esperas.

    Gracias por visitar mi blog y comentar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los versos irradiaban colores, no te cabe duda, ni a mí.

      Un abrazo grande y por muchos éxitos, merecidos, por supuesto

      Eliminar
  12. Parece que nos ha dado por mirar el ayer, tal vez los días grises del invierno nos invita a ello.

    Me encantan esos colores los de la imagen de tus palabras y los del dibujo.

    Besos enormes y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era mi ayer, sino el de otra persona, pero es igual, porque lo que quería transmitir, así, con la imagen de la infusión, dio para que retrospectivamente mirase con otros cristales de gafas mi propio pasado, como vi que te había pasado a ti.

      Un abrazo grande, María, y por los colores del ayer, y del mañana

      Eliminar
  13. Mi gusta la acuarela... Nos dibuja las emociones dentro de un vaso de agua.
    Precioso tu micro, bonita.

    Mil besitos con cariño para ti ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si es acuarela o pintura acrílica en solución, pero te entiendo. Sin emociones, sin poderlas plasmar, qué poquito somos.

      Un abrazo y tarde limpia para ti

      Eliminar
  14. Es difícil elegir un color entre tantos recuerdos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que con la edad se amontonan las texturas de los recuerdos, y hasta nos quedamos sorprendidos con colores del ayer que nos parecieron grises y hoy vemos rosados.

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Seguro que serían unos versos muy especiales. Una poesía colorida. Me imagino que quedaría preciosa.
    Un beso, Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ignoro si desembocó en poesía, seguramente, aun no verbalizada, imagino que la poesía no sólo se plasma, tal vez, y más importante, se vive, se siente.

      Un abrazo, Rita

      Eliminar
  16. la melancolía es una fuente de inspiración para muchas grandes obras literarias o musicales. ser totalmente feliz no estimula la creatividad, como no te falta de nada...
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es cierto, estar feliz como una perdiz no lo veo muy inspirador, si bien me encanta sentir esas cosquillas de saberme viva. No creo que la depresión sea un buen estado par crear, pero cierto grado de nostalgia estimula, revive, late de nuevo dentro un algo.

      Un abrazo y a por la tarde de miércoles

      Eliminar
  17. Interesante modo de abordar la escritura. Me quedo pensando.

    Siempre que vengo a tu espacio
    disfruto de tus excelentes relatos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, habrá muchas maneras, pero me temo que sin tinta en el alma difícil es plasmar nada :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  18. ¿Sabes?, tengo preparada una convocatoria para un futuro cercano y me has recordado tanto a ello.
    Somos un prisma lleno de colores y matices. ¿Recuerdas el caleidoscopio?
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo. Compré uno hace muy poco, por el placer de recuperar la magia de mi mirada ante él. Pues ya informaras en tu blog, me imagino.

      Un abrazo, Mag

      Eliminar
  19. La inspiración hasta puede surgir de un vaso con colores mezclados.
    Me gustó, Albada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí es evidente, imaginar la infusión fue el detonante. Hay cosas, simples, que en su simpleza, nos regalan ideas, o textos.

      Gracias, Mirella. Tarde bonita para ti

      Eliminar
  20. Simplemente con un vaso de agua azul, puedes escribir poemas al mar, al cielo, a las estrellas y hasta a un Pitufo!!. Perdona, es broma, pero es verdad que los colores son fuente de inspiración.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo con el azul, mi color talismán, hago de todo, pero el mar y el cielo, la música que me hace gozar, que es azul, tengo casi que bastante. Sin embargo, el día, el alma, tiene matices de diverso colores. Y todos, en sus justa medida, son importantes.

      Un abrazo

      Eliminar
  21. Sentí al leerte como esa tristeza se iba diluyendo en el agua, e iba diluyéndose y dando color al agua.
    Esa "tinta" seguramente creará hermosos versos.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la imagen que me prestaron, o regalaron, y con ella, mi imaginación hizo como la tuya.

      Un vaso con agua teñida, de tristeza, produce versos inmensurables. Un abrazo

      Eliminar
  22. Cuando uno escribe tiene también formas de invocar musas o simplemente métodos de encontrar palabras. El oficio siempre va de la mano del arte.

    Un beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El arte no se aprende, pero las técnicas son necesarias. Las musas, sin embargo sí son caprichosas, no creas. :-)

      Un abrazo

      Eliminar
    2. El arte se puede aprender, precisamente por las técnicas, otra cosa ya es tener el talento para ello.



      Eliminar
    3. Es cierto, llamo arte a la capacidad o talento para plasmar realidad o sensación, imaginar y crear, pero es que sin técnica, como dices, no hay arte tampoco.

      Un abrazo, Dulce

      Eliminar
  23. Peor sería no escribir nada.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teñida de tristeza, la realidad incluso tiene también mucho interés.

      Por la escritura, la tinta que la alimenta y la sangre que la bombea. Un abrazo

      Eliminar
  24. Como la musa no se acerca al color, es el color el que se acerca a la musa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces hay que convencer a las musas con medios casi alquímicos :-)

      Un abrazo y por un jueves bonito

      Eliminar
  25. Las musas son traviesas y eligen dispares maneras de traernos su inspiración. Tu texto es una buena prueba de ello.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen era muy potente, lo cual a las musas les viene sensacional siempre, ¿verdad?

      Un abrazo y por un día de musas a tu lado, dictándote al oído

      Eliminar
  26. Cualquier cosa nos puede inspirar, eso si, no se si buenos o malos versos. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pueden inspirar textos, versos, cuentos, moralejas..pero sí, cualquier cosita, el color en sí mismo, ya ves, puede.

      Un abrazo, Sandra, por los colores del amor con mermelada

      Eliminar
  27. Tu relato me recuerda a mi hija... le encantan estás cosas: disoluciones, disolutos... bello texto.
    Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es hipnotizante ver cómo los colores se van deshaciendo, fluyendo, formando remolinos suaves que van tiñendo el agua. Por la licenciada química en ciernes.

      Un abrazo

      Eliminar
  28. Qué bonito, Albada. La verdad es que no hace falta tener a una musa para escribir, siempre que tengamos nuestros recuerdos y vivencias. Lo de la musa puede ser más fácil, pero no siempre tan interesante.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final las musas nos han de pillar con la pluma en la mano, y no siempre se necesita, porque la inspiración puede estar en los sentimientos o recuerdos, como mucha facilidad.

      Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.