miércoles, 21 de marzo de 2018

Primavera tal vez



Primero vino una suave brisa. Nadie la notó entre el viento y el frío. Luego, esa leve brisa, como una  ola, fue transformándose, lentamente, en una especie de una marea multicolor. Entre los copos de nieve, luciendo su color, pude verlas. Ellas, pequeñitas, juguetonas, me provocaron una sonrisa. Cerré los ojos.  Y entonces, entre el viento que quería arremolinar los últimos copos caídos, pude sentir la última brisa del invierno. La primavera se asomaba, discretamente entre bambalinas. Pronto se levantaría el telón. 

22 comentarios:

  1. Sí, ya está llegando... aunque yo creo que está sobrevalorada.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente lo esta, pero sus colores y su temperatura la hacen igualmente deseable.

      Un beso y feliz primavera

      Eliminar
  2. Aquí, aunque el termómetro, dice la contrario, hace un tiempo primaveral. El mar está "picado" con el cielo por ver cual de los dos es mas azul.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece la mejor competición. Cielo y mar empatando en azul. Es lo mejor que puedo escuchar. Ese azul intenso y luminoso, en lid con el mar.

      Besos

      Eliminar
  3. Muy bonita disquisición, la primavera es veleta y sin principios. Hay tomarla como llega. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es veleta e el sentido de que se mueve según el viento, o a su aire, como queramos, pero acaba llegando, instalando sus pies en la tierra, en los cielos y en los ojos

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hoy salí y la vi, muy discreta y escurridiza, pero la primavera estaba ahí, a la vera del camino y me sonrió.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también la he visto. No mucho rato, todo se ha de decir, porque la bufanda, en la mañana, no estorbaba, pero estaba, se sentía en el aire, en los pájaros y en las flores, que querían guiñar los ojos ante los rayos de sol, contundentes.

      Un beso

      Eliminar
  5. Y tus palabras se visten de poesía, en éste su día, para recibir a la tan añorada y tímida primavera... que apenas nos deja verla…

    Precioso post, querida amiga.

    Bsoss enormes, y feliz día! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el día de la poesía. Es cierto, y de la sensibilización hacia el síndrome de Down. Todo, en el fondo, es similar . Es una abrirse y dejar que explote la vida dentro de uno. La poesía, que vuelve a estar en buena racha, porque su lectura y escritura parecen estar de vuelta, se viste de primavera cada vez que abre la pluma, y la moja en la tinta del corazón.

      Un beso grande y feliz primavera, querida Ginebra

      Eliminar
  6. Nos cansamos del frío, como nos cansaremos del calor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es la añoranza perpetua de que que en ese momento NO tenemos. Somos así, se nos hace largo el invierno y eterno y fatigante el verano. De momento podemos dormir sin sudar, ni estar abrigados hasta la nariz, lo que puede ser una causa del buen descanso nocturno. Algo es algo. Luego los alérgicos hablarán de lo mal que están pro culpa de las semillas y los pólenes. Pero de momento está aquí, linda siempre, la inefable y deseada primavera

      Un saludo

      Eliminar
  7. Llegó teóricamente la primavera pero en la práctica parece que ha sido el invierno el que ha llegado, de todas formas, la primavera donde mejor se debe de sentir es en el interior, que nuestras almas siempre estén cálidas, llenas de vida, que no dejen de brotar las flores en nuestro jardín, ni la sonrisa se apague... que la primavera renazca cada día en nuestro corazón, y con él latamos poesía.

    Feliz Día Mundial de la Poesía.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los corazones cálidos, no precisan primaveras en los calendarios. Se animan a dejar salir los pétalos de la conciencia, de la sensibilidad, de los mejores instintos. El interior sólo se engalana de fiesta y color, de aromas de renacidas flores, de promesas a flor de piel. De poesía en la voz

      Un beso, dulce María. Muy feliz primavera para ti

      Eliminar
  8. En mi tierra ya se hace notar, todavía no huele a azahar pero se presiente.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Viene sigilosa la primavera. Asoma la nariz apenas, entre tímida y traviesa. Curiosea sobre la floración de los árboles y quizá el despertador se le ha atrasado, pero llegará. Como dices, se la presiente.

    Besos, Ambar, y feliz primavera para ti

    ResponderEliminar
  10. Y por acá todo lo contrario: el otoño. Los árboles de mi villa marchitaron prematuramente, eso me desconcertó. O quizás siempre ha sido así, pero ahora me fijé más que nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la magia del ecuador. A mí el otoño, aquí o allá, no me produce tristeza, me encanta el maquillaje de los paisajes cuajados de ocres, dorados y marrones. Las premuras de la climatología nos está desorientando un poco, porque hoy, por ejemplo, sigue nevada media España. Que pronto llegará la calidez de la primavera es una promesa que veremos cumplida.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. No sabía que era el día de la poesía hasta que os he ido leyendo a los que tenéis alma de poeta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un día como otro, porque el que mira con ojos de poeta, mira poquito al calendario. Pero sí.

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Una deliciosa descripción de su discreta llegada 🏁 Bellísimo post. Un beso

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.