domingo, 25 de noviembre de 2018

Encadenado con Alfred 4

No usábamos imágenes entonces, y esta me encantó. De Internet

P.
  La sonrisa en la boca, la falda al viento. El manillar con un timbre y ese cestillo de mimbre. Abriendo el paseo, con sus pedales. Iluminaba el aire con sus movimientos, adaptados a una canción. Los auriculares blancos rompían el negro azabache de su melena. Me enamoró su luz

A Resplandecía su sonrisa ante un matojo de cabellos rizados al viento, su acompasado pedaleo, marcado por la canción le obligaba a un sobre esfuerzo, que le llenaba de vida...

P. desde las puntas de los pies a los latidos de su corazón en la subida. Con el ritmo de un sonido abierto a la claridad de su cintura, cimbreando sobre el sillín de negro cuero.,,,

A. esa música rítmica, que le marcaba el paso, y le conducía por un camino entre el deporte y la distracción, con unas faldas como banderas de una juventud inacabable, enamorando a los paseantes que compartían su meta

P. La misma que cada viandante guardaba en su propio corazón: saberse vivo, sentir el aire, amanecer despacio y disfrutar del pedaleo de la vida, por cada avenida que se iba tendiendo ante cada uno. Buscando el paso, a pedales o zapatillas gastadas. Haciendo camino a la vida.

A. un camino, que sólo necesita un buen y decidido pedaleo, con la suficiente fuerza para no decaer en el recorrido escogido, con unas piernas moviéndose sin descanso, para conseguir un sueño.,,

P que perdure más allá del verano. Que se retrase en cada hilo de noche, que llegue al otoño y no ceje en su línea de color, que ofrezca la fragancia de sentirse...

A sentado en un pretil de la carretera, con la cara enrojecida por el calor y el esfuerzo del pedaleo, con la meta de llegar a la playa postergada, esperando reponer fuerzas, veo pasar como una exhalación, la bella imagen de una ciclista, con melena y faldas acompasadas al viento.

P. Esa chica, que tras verte, dice adiós, girando con ello su cara, que sigue sonriendo al sol. Gracias por jugar.

A. Mientras embobado, con una sonrisa que se queda pétrea, la ve alejarse, le dice adiós con la mano y se presta a seguirla, con el corazón





24 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho y el final es genial.

    Bravo por los dos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Alfred es un gran y gran escritor. Mucho del mérito del gozo estaba en sus incursiones, siempre insospechadas

      Un beso, Toro

      Eliminar
    2. Que exagerada eres. ;)
      Un beso.

      Eliminar
  2. Bonito trabajo. Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene años, pero gracias. Eran tiempos de silencio en la noche y ganas de jugar,

      Un abrazo, rafael, te deseo un domingo hermoso

      Eliminar
  3. !Que facil es la compenetración, cuando las plumas se entintan con poesía y sentimiento!
    Felicidades a ambos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy fácil, aún ahora, a pesar de que la vida ha puesto puertas que antes no existían, se llama la propia vida, pero seguimos jugando, compartiendo letras.

      Gracias por parte de ambos. Un abrazo grande en este domingo que a ratos luce y a ratos se vuelve tosco y nublado

      Eliminar
  4. Os compenetráis estupendamente.
    Buen encadenado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, de parte de los dos. La complicidad literaria, que da para mucho :-)

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Una dupla genial que ha elaborado una prosa lírica que encanta.
    Felicitaciones, Albada.
    Besos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre los dos hacíamos prosa, que a veces era poética o no, según el tema :-)

      Gracias. Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  6. Una combinación muy creativa y ensoñadora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu lectura, Marcos.

      Un abrazo y feliz tarde dominical

      Eliminar
  7. Hola Albada , felicidades a los dos por hacer un texto conjunto no creo que sea nada fácil pero os ha salido genial esa compenetración del texto .
    Un abrazo y espero seguir leyendo texto de estas dimensiones .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es uq parecía muy fácil. Me alegra te haya gustado. He ido releyendo algunos y los hay muy bonitos.

      Gracias. Un abrazo y feliz lunes de otoño

      Eliminar
  8. Fue un placer interactuar contigo, a una velocidad de vértigo, en aquellas alocadas noches del 280.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la velocidad formaba parte de la magia. No pensar apenas, escribir siguiendo el hilo y nada más.

      Un beso Alfred, y que ese lunes esté lleno de ratos fromidables

      Eliminar
  9. Cuando dos personas que escriben bien se unen el resultado no puede ser otro que un bello texto. Imagino el juego de escribir juntos y me contagia asombro y entusiasmo.
    Enhorabuena a los dos

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que era un ratos encantador. La ínica pega que podría ponerle es que solía ser de noche, y luego, por la excitación de las neuronas, costaba más dormir :-)

      Un abrazo y gracias de parte de los dos

      Eliminar
  10. Precioso relato. Me gustó.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho. Con este amigo es muy fácil componer textos a cuatro manos.

      Un abrazo y feliz lunes, con sol ahora

      Eliminar
  11. Hola Alba , muy bien este encadenamiento a dos manos entre tú y Alfred , y como no la chica de la bicicleta , al final llego a su destino , te deseo una feliz semana besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa chica imaginada, el juego que dió, es verdad :-)

      Gracias de parte de ambos, Flor. Un abrazo grande y noche bonita de lunes

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.