viernes, 16 de noviembre de 2018

Haciendo encadenados




Me he sentado nuevamente, sobre unas aguas blancas, de papiro en ciernes. Me relajo en los suspiros de ese aire en los pulmones que aún retengo, y revivo la cadencia de mis labios por la superficie de las palabras. Esas que desabrochas con tus dedos, de pianista embelesado,  y yo atesoro entre mis manos. Recojo hasta las migajas de esas palabras entrelazadas, que nos alientan a seguir, con sumo cuidado, por no romper el momento de la mágica velada. 

La ilusión de que la lluvia de fonemas se convierta en un  canto de rocío recreado, partiendo de la nada, me sigue pareciendo un arte de complicidad innata.  Sin imposturas, el anhelo se construye con argamasa de deseos, para imaginar presencias, a través de las palabras, prendidas, como manzanas, de  un árbol de la vida que nos cobija. Como un fruto maduro, aun sin pasado, los encadenados se tejen, con el albor de la voz en tinta china. Ilusiones nuevas, desnudas, sin moratones, cargando las baterías, con sabor a la alegría de saber que, en los rincones, se alimentan los sabores de una amistad compartida.

22 comentarios:

  1. Es un placer deslizar la vista por tus letras y encontrar en ellas, "pura poesía"... Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay otros idiomas, la piel, la música, los labios...pero las palabras entonan la melodía del habla en tinta. Esa melodía que, a cuatro manos, puede devenir en reductos de alegría, de gozo sin pecado, de sal con miel en la mirada.

      Un abrazo, rafael, que este sábado de sol en las ventanas, te deje recuerdos gratos, momentos dulces, y sonrisas en los labios

      Eliminar
  2. Hola Albada, hay que buscar en todo rincón, la musa está y viene cuando menos lo esperamos, con ese idioma entendible por todos. Que hermosa y saludable es la amistad verdadera.
    Un placer siempre leer tus letras.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La musa, como dices, a aveces es esquiva, pero está. Hay que saber encontrarla. Con algunas personas parece ser más detectable, y encadenar textos se convierte, entonces, en un baile de gala, donde las luces hacen guiños en las manos, y éstas agarran l a pluma con impulso renovado.

      Gracias. Un fin de semana de dichosos momentos, otoñales pero luminosos. Un abrazo

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias Toro. He ido repescando más y más de esos encadenados saltarines, tan divertidos, que iré poniendo alguno más.

      Un beso, Toro, y feliz finde

      Eliminar
  4. Amistad, palabras , poesía,sentimientos. Todo lo que se necesita para escribir "al alimón" o para crear una bella sinfonía para interpretar a dos manos.
    Una bella manera de ser cómplices en el agradable trabajo de la creación.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He tenido la inmensa fortuna de encontrar a este gran amigo. Este texto es un homenaje a esas veladas, que lucían con voz propia a cuatro manos, ahora lejanas en el tiempo, pero que me siguen trayendo recuerdos impagables.

      Besos, Juan L. Un fin de semana hermoso, con ratos impagables y memorables

      Eliminar
  5. Qué bonito texto te ha inspirado Alfred, a mí me parece que los dos tenéis química poética... magnetismo... y qué maravilloso se consiga dibujar tanta belleza con las palabras... me ha encantado beber de tus letras.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era una combinación mágica de verdad. Tenía la frescura de no saber qué pondría el otro. A veces me rebotaba por los giros que imponía él, e imagino que otras veces sería él quien no entendiera los zigzags que daba yo, pero siempre siempre el uno se adaptaba al otro, acaban por componer imposibles y disparatados encadenados.

      Esos tiempos que ya no hemos sabido retomar, pero la amistad sigue tan viva como siempre. El mejor bailarín de letras y amigo incondicional, sigue latiendo cerca. Un abrazo grande y finde bonito, dulce María

      Eliminar
  6. Qué bonito homenaje y qué agradables las complicidades literarias!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Tiene una magia difícil de describir, pero se parece a la emoción y a las cosquillas en la boca del estómago :-)

      Un abrazo y felzi fin de semana

      Eliminar
  7. Está bonito. A veces despliegas una prosa poética que me deja mudo.
    Un abrazo, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, recordar esos ratos es que es muy gozoso, e imagino que se nota

      Muchas gracias, JUlio David. Un abrazo grande

      Eliminar
  8. Te leo y me deslizo entre tus letras.
    Que tu dia de vida te traiga lo que esperas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Recomenzar. Con Alfred es muy fácil hacer encadenados. Por un día con esperanzas cumplidas.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Me ha encantado. Uno va desmenuzando el texto y se va quedando con al aroma de la palabra, de la poesía...Se lee y se relee una y otra vez deslizando la mirada de frase en frase, alimentando el alma.

    Un saludo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado la lectura de este post. No sé si he podido expresar la sensación, pero es inimaginable. Es una cosquilla en el estómago, sin ápice de inquietud, y que te deja los dedos enredados al teclado y los latidos.

      Un abrazo, amigo mío. Feliz noche

      Eliminar
  10. Una muy buena prosa poética, me gustó.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que pueda gustar un texto. Es un tipo de escritura que me resulta cómoda.

      Muchas gracias y un abrazo

      Eliminar
  11. Pues Albada te han visitado las musas. Unas palabras muy poéticas para estos encadenados textos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay ratos en los que parece que las palabras salen solas, como escribo en un post que titulo Escribiendo. Otros ratos, no hay quien enlace dos palabras seguidas:-)

      Un abrazo y muchas gracias

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.