viernes, 16 de noviembre de 2018

Si yo supiera

Imagen de Aguirrefotox

A veces pienso en el tiempo. 
Por ejemplo, me pongo a filosofar que si pudiera retrasar el tiempo, me gustaría volver, con mis amigas de bachiller,  a aquel bar belga de Glasgow, donde, entre mejillones y patatas fritas, inaugurando pasaporte y sensación de ser adultas,  nos reíamos de ese no entender ni jota de inglés, ni siquiera en la carta de algún McDonald's. O me daría por rescatar, si pudiera retrasar el tiempo, los aromas y brisas, las faldas y la valentía de  esos paseos entre las gaviotas, devoradoras de hamburguesas mordisqueadas, de Bristol. En siete días enlazamos birras y confidencias, compartimos maquillaje y esperanzas. Nos abrimos a un mundo más libre y menos mojigato, y supimos calcular que la oportunidad de oro se nos escaparía de las manos como la arena entre los dedos. Luego la vida nos dio la razón, y no nos hemos vuelto a encontrar.

Otras veces pienso en los vericuetos de los momentos. 
Por ejemplo, si pudiera detener el tiempo, congelarlo y volverlo a vivir, volvería a sentir a mi hijo por vez primera, en ese acurrucarse al calor de mi cuerpo. O, si pudiera detener el tiempo, repescaría la piel de mis labios dándote el primer beso, aquella tarde de mayo, a la salida del cine, en  la esquina cercana  a mi casa donde nos despedimos tantos meses.  Si yo pudiera, si yo supiera, tendría una cajita mágica, como las de metal de aquellas  galletas, con el primer beso de amor, o con el primer paso de mi hijo, o con el primer día que compartí sábanas e inquietud, o tantas primeras veces que no se´si supe guardar.

El paso del tiempo me ha enseñado que es difícil entender que esa puerta a la adultez sirvió para seguir creciendo, y que necesariamente tenía que quedar atrás. Que el primer paso de un hijo, da paso a unas zapatillas del cuarenta y tres, que un beso, lejano. no enseña cuántos besos caben en la boca. Pero la caja de galletas, la mente en el recuerdo, juega al escondite con el tiempo algunos ratos, y es entonces cuando uno quisiera haber sabido preservar del olvido tantas efímeras vivencias.

22 comentarios:

  1. Creo que todos pasamos por instantes como los que vas desgranando en tus letras y es algo especial. Por eso como tú, me digo, "Si pudiera detener el tiempo..."
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero qué inexorablemente pasa. No hay quien detenga las saetas de esa esferas blancas. No quien pueda hacerlo, por mucho que la estética y sus trampas mejoren el aspecto de la piel. El tiempo pasa, y poco a poco, nos vamos haciendo viejos.

      Un abrazo en la mañana. Sábado precioso para ti

      Eliminar
  2. Que bonitos recuerdos te ha traído el tiempo retrocedido. Si me preguntaran no se que respondería. Saltibrincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay recuerdos indelebles, por lo que, aun pasado el tiempo, uno logra repescar. Bueno, seguro que hay cientos de instantes que puedes preservar del olvido, por la pátina de alegría que han ido acumulando.

      Un abrazo y feliz fin de semana, ESter

      Eliminar
  3. Siempre nos queda la posibilidad de crear nuevos momentos, más conscientes, para seguir llenando esa caja.

    Me encantó el texto, tu juego con el tiempo, las evocaciones...

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la actitud que tenemos que conservar. La capacidad de crear nuevos recuerdos gratos, está en nuestras manos más que en los relojes. Nunca es tarde para atesorar nuevos momentos bellos.

      Un abrazo, y gracias, Alis

      Eliminar
  4. Si miro hacia atrás me vuelvo un puro suspiro.
    Hoy no es buen día para ello.
    Me ha gustado mucho corretear por tus recuerdos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese corretear por recuerdos ajenos tiene un no sé qué de tentador siempre. Me alegra te haya gustado. Y te deseo que vivas muchos instantes bellos, tal vez hoy no sea posible.

      Un beso, Toro

      Eliminar
  5. Todos tenemos esos momentos, el querer retener algo especial, pero hay que soltatrlo enseguida, no sea que nos perdamos la vivencia de otros muchos momentos especiales.
    Un beso y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, saber dejar, saber soltar. Dejar que las etapas se suceden sin guerrear para mantener lo que ha de dejarse atrás.

      Cuesta aprender, sin embargo, por eso la imagen de la caja de galletas metálica. Un beso, Aldred, y finde de lujo

      Eliminar
  6. Es bonito recordar, aunque a mi edad, debo tener especial cuidado en elegir lo que debo olvidar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Priorizar es de sabios, no sólo de personas de edad. Vale de muy poco ocupar el disco duro en nimiedades, mejor preservar el espacio RAM para los buenos, gratos y bellos recuerdos

      Besos, y un feliz finde, de otoño, con chirimiri en las ventanas.

      Eliminar
  7. Y a quién no le gustaría meter la mano en su caja de galletas...
    Hay demasiadas cosas que añoramos y que en su momento no nos dimos cuenta de apreciar.
    Creo que yo también volvería a ponerme la capa con las cintas de colores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos viajes previos a la universidad o esas cintas de las tunas que nos remontan a una juventud ya perdida. Estaría bien una caja de galletas, un baúl de los recuerdos preciados, por no perder ninguno. Dimos poca importancia a algunos momentos, que luego sí valoramos, pero claro, sólo los valoramos con el tiempo.

      Creo que todos, si pudiéramos, reviviríamos algunos episodios, y seguramente, dejaríamos de vivir otros. Un abrazo y gracias por tu lectura. Feliz noche

      Eliminar
  8. Me encantaron tus recuerdos y la forma tierna y poética de expresarlos.
    Cada uno guarda su cajita y de tanto en tanto le echa una ojeada para saborear momentos inolvidables.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cajita, virtual, seguramente, que sí llevamos con nosotros en las diferentes mudanzas. Cajitas, reales o no, para poder seguir recordando

      Gracias. Un abrazo grande y un domingo de sol con arroz con leche

      Eliminar
  9. Hola guapa , cuantas cosas volveríamos a revivir si se pudiese detener o dar marcha atrás alas manecillas del reloj , muy bonito este micro amiga mía , te deseo unafeliz noche , besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, guardaríamos, y seguramente guardamos, recuerdos de momentos importantes. La figura de una caja es esa alegoría fácil que encontré :-)

      Besos, Flor. Feliz domingo soleado en este otoño

      Eliminar
  10. ¡Qué relato reflexivo tan bello y lleno de sentimientos! Quién no ha fantaseado viajando al pasado para revivir aquellos momentos mágicos que han quedado tan lejos, algunos incluso en el olvido y que solo reaparecen en nuestra memoria cuando encontramos esa fotografía o ese souvenir en la caja de los recuerdos.
    Me ha encantado tu forma de describir, con palabras, esa sensación de nostalgia que a todos no embarga en esos momentos tan íntimos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Todos tenemos esos reductos de recuerdos amurallados, que no queremos perder, y que asoman del cajón de los mil trastos, para permitirnos revivirlos.

      Un abrazo, y gracias por tu lectura. Por un lunes amable.

      Eliminar
  11. A veces pienso en si volvería a vivir ciertos momentos pero creo que no. Con los recuerdos tendemos a idealizarlo todo, así que estoy segura de que todo lo bueno que me haya podido pasar en la vida es incluso mejor en mi memoria. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los recuerdos de hecho son manipulables. Ocurre como cuando alguien muere, que idealizamos las bondades y minimizamos los defectos. Imagino que es inevitable. El tiempo dota a los buenos recuerdos de una pátina de benevolencia para con nosotros mismos.

      Besos y un lunes precioso para ti

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.